Masoterapia

Terapia de masajes

 

La Masoterapia o terapias de masajes han estado presentes en prácticamente todas las culturas desde la edad antigua. Hoy en día se utilizan muchas variedades de masaje para conseguir diferentes propósitos y beneficios para nuestra salud.

La Masoterapia nos ofrece un amplio abanico de especialidades donde las más comunes serian:

  • Masaje terapéutico.
  • Masaje deportivo.
  • Masaje transverso profundo.
  • Drenaje linfático manual terapéutico.
  • Liberación miofascial.
  • Crio-masaje.
  • Masaje del tejido conjuntivo.

Todos ellos, al ser efectuados por un masajista capacitado, prácticamente no tiene ningún riesgo y por supuesto ningún efecto secundario.

Beneficios del masaje para la salud

Un masaje puntual sin duda nos hará sentirnos bien, con el cuerpo relajado y la mente clara, pero si estas sesiones de masajes lo convertimos en algo regular los beneficios serán múltiples.

Los masajes son tratamientos naturales y complementarios tanto en la medicina tradicional como alternativa, donde se utilizan para una amplia gama de dolencias y terapias. Siendo un tratamiento efectivo para reducir el estrés, el dolor y la tensión muscular.

Aunque también puede ser muy útil para problemas relacionados con:

  • Dolor en articulaciones.
  • Lesiones deportivas.
  • Lesiones de tejidos blandos.
  • Ansiedad.
  • Desordenes digestivos.
  • Fibromialgia.
  • Dolores de cabeza.
  • Estrés.
  • Dolor miofascial.

Otro beneficio oculto que tiene el masaje es que a menudo produce al paciente sentimientos de cuidado, comodidad y conexión.

A pesar de sus claros beneficios, cualquier terapia de masaje no está destinada a reemplazar la atención médica, sino a complementarla. Pida consejo a su médico.

Masaje Terapéutico

El  masaje terapéutico es uno de los tratamientos que más pueden mejorar tanto tu salud como aliviar tus dolores, en definitiva es un método excelente para mejorar la calidad de vida. Posee tanto la capacidad de relajarte y calmarte como de estimularte, es un eficaz  método contra el estrés y sin ninguna duda te ayudará a mejorar tu armonía y equilibrio interno.

Podríamos decir que el masaje terapéutico es la combinación del masaje para la relajación con el masaje curativo, siendo muy eficaz para prácticamente todos los problemas musculares, también mejorar la circulación, por lo cual se muestra muy eficaz para tratar hematomas, inflamaciones y artritis.

El masaje relajante consigue reducir la frecuencia cardiaca y respiratoria a la vez que rebaja la presión arterial, por lo que se muestra altamente eficaz contra el estrés.

Como vemos el masaje terapéutico puede sernos muy útil para una amplia gama de dolencias y afecciones.

Tipos de masajes y sus efectos sobre el organismo

Como hemos visto existe una gran diversidad de técnicas de masajes, cada una de ellas se lleva a cabo sobre una parte del cuerpo concreta para conseguir lo efectos curativos o de bienestar deseados

Si tuviéramos que clasificar los efectos según el  tipo de masaje lo podríamos hacer de esta manera:

 

Masajes sobre la piel y los tejidos

Al tratar directamente a la piel conseguimos mejorar  la irrigación sanguínea, lo que produce vitalidad y consistencia además de mejorar su elasticidad.

Al trabajar la contracción muscular involuntaria también se producen mejorías en el tono muscular.

 

Masaje sobre el sistema circulatorio

Con este tipo de masajes se activa el riego sanguíneo general, favoreciendo el flujo sanguíneo entre los músculos.

 

El masaje sueco

Podríamos decir que es el masaje estándar que se ofrece en la mayoría de las clínicas, centros de bienestar, gimnasios o spas. Al contrario que los estilos provenientes de Asia más centrados en la energía, el masaje sueco está basado en los conceptos occidentales de anatomía y fisiología.

Hay cinco movimientos básicos en la terapia de masaje sueca: effleurage (golpes largos y suaves), petrissage (amasar, rodar y levantar), fricción (movimientos circulares o pequeños movimientos), golpeteo (percusión) y vibración (movimientos de balanceo y sacudidas).

Este tipo de masajes proporciona relajación muscular y es muy eficaz para recuperarse de una lesión.

 

Masaje del tejido profundo

Este tipo de masajes se realiza en las capas más profundas de los músculos y el tejido conectivo. Mediante movimientos lentos el terapeuta trata los músculos que producen dolor bien por problemas posturales o lesiones.

Este tipo de masaje se suele utilizar en pacientes con dolor crónico o lesiones persistentes que conllevan problemas de movilidad. Es efectivo en el tratamiento de lesiones por estrés repetitivo, como el codo de tenista o el síndrome del túnel carpiano, y puede ser útil para reducir los síntomas de la artritis.

 

Masaje deportivo

Este tipo de terapias se utilizan para prevenir y tratar lesiones, mejorar la flexibilidad y aumentar el rendimiento deportivo. Ayudar a aliviar el dolor muscular y corrige los problemas de movimiento a cualquier persona, practiquen deporte o no.

Estos masajes manipulan los tejidos blandos del cuerpo, centrándose en ciertos grupos musculares dependiendo de la disciplina deportiva que practique el atleta. Entre otros objetivos, su fin es aumentar tanto el flujo sanguíneo, como el rango de movimiento y  la flexibilidad.

En este tipo de masajes los golpes son generalmente más rápidos que un masaje tradicional. El terapeuta deportivo también utiliza técnicas de puntos de presión, fricción y movilización articular.

Masaje Terapéutico

Movimientos básicos del masaje

Los movimientos básicos del masaje, denominados maniobras, deben de ejecutarse de una manera específica, es decir con una cierta técnica.

Cada maniobra posee un efecto determinado sobre el organismo:

 

Rozamiento  o effleurage

Se utiliza normalmente como el masaje preliminar antes de las maniobras indicadas para cada dolencia. Son movimientos suaves que se realizan con las manos  o las yemas de los dedos sin producir deslizamiento de los tejidos.

Se lleva a cabo siguiendo la dirección de las fibras musculares y determinando el ritmo al que tiene que ser realizado. Si este es lento el efecto es relajante, por el contrario si son movimientos más rápidos la acción será estimulante.

 

Deslizamientos o Roce profundo

En este tipo de masaje se acrecienta la presión para alcanzar los tejidos profundos (músculos, sistema vascular, fascias, etc.). Si bien la fuerza no se hace con los dedos, sino apoyando en los brazos el peso del cuerpo.

Sus técnicas se llevan a cabo con el borde interno de la mano, la base de la palma de la mano (también llamada talón) o con el dorso de los dedos con el puño cerrado.

Dependiendo de sus fines se le aplica un movimiento más lento o rápido. Si queremos aumentar el riego sanguíneo y calentar los músculos para practicar un deporte, el ritmo debe de ser rápido, si por el contrario buscamos relajar al paciente el ritmo será continuo y lento.

 

Amasamientos

Se utiliza para drenar los músculos y como su nombre indica es similar a la acción de amasar. A través de la mano, utilizando los dedos como pinzas se prenden los músculos y se amasan a un ritmo constante

Estos movimientos suelen realizarse entre tandas de Deslizamientos o Roce profundo.

 

Frotamientos

Con diferentes partes de la mano se procede a tratar la zona deseada efectuando movimientos circulares. Estos movimientos se realizan para relajar los músculos.

 

Presiones

Se llevan a cabo con los pulgares o bien con el talón de la palma de la mano. Su práctica es llevada a cabo para aliviar contusiones o distender contracturas. Este movimiento se realiza a ritmo lento, posteriormente a las técnicas de deslizamientos y amasamientos.

 

Pinzas rotatorias

Es un movimiento similar al amasamiento que se realiza con los dedos sobre tejidos grasos o la piel. Se realiza una pinza con los dedos, llevando la piel en dirección al dedo pulgar.

Estas técnicas son muy utilizadas en casos como la celulitis.

 

Cachetes

Son tipos de masajes que se utilizan sobre todo en el área deportiva, y solo en las piernas. A través de movimientos rápidos con las palmas de las manos se hacen bambolear los músculos para distensionarlos y ayudarles a relajar.

Indicaciones de la Masoterapia

Los tratamientos a través de masajes están indicados sobre todo para lesiones o dolencias musculares, contusiones, esguinces, contracturas, etc. Si bien pueden aliviar otras dolencias como los dolores de cabeza.

Por otro lado, los masajes son indicados para todo deportista, bien para preparar los músculos a la hora de afrontar una competición, o al final de la misma para relajarlos y ayudarlos a recuperarse del esfuerzo.

El masaje no produce ningún tipo de contraindicación ni de efecto secundario cuando está bien realizado, y hasta se podría decir, que no es necesario sufrir ningún tipo de dolencia para disfrutar del mismo, ya que el simple contacto corporal provoca un estado relajante y placentero.

Tal como se ha descrito, puede parecer que las técnicas de masaje son simples y sencillas, pero es recomendable buscar la formación adecuada antes de adentrarse en este increíble mundo.

Contraindicaciones de las terapias de masajes

La mayoría de las personas pueden beneficiarse del masaje, si bien no están indicados para situaciones como:

  • Trastornos hemorrágicos o la toma de medicamentos anticoagulantes.
  • Quemaduras o heridas en la piel.
  • Fracturas.
  • Osteoporosis severa.

Algunos tratamientos de Masoterapia  pueden provocar dolores en las horas posteriores. Pero por regla general los masajes no deberían ser dolorosos o incómodos.

 

 

Hemos visto que los masajistas empleando únicamente sus manos consiguen alivian el dolor, reducir el estrés y relajar los músculos, o simplemente hacer que las personas se sientan bien.

Existen más de 80 tipos de tratamientos de Masoterapia como puede ser acupresión, masaje tailandés, Shiatsu, con piedras calientes, reflexología, y otras áreas que requieren habilidades y técnicas específicas. Dentro de Vida y Salud Natural iremos conociendo en profundidad las diferentes disciplinas y sus beneficios.

 

Gracias por compartir