Cromoterapia

Cromoterapia

 

Nadie duda sobre la influencia que los colores tienen en el ser humano. De una forma o de otra el uso y las preferencias que cada persona muestra por un color definen ciertos rasgos de su personalidad. Incluso los colores que nos rodean, en casa, en el trabajo, etc. Influyen en nuestro estado de ánimo. A partir del conocimiento sobre la influencia de los colores sobre nosotros parte la cromoterapia.

Esta influencia de los colores, ha sido incluso probada en animales, los cuales reaccionaban y eran estimulados mediante el uso de distintos colores.

Los colores llamados cálidos o intensos nos resultan estimulantes, al contrario que los colores fríos o pálidos que nos producen relajación. Estos conceptos no son nuevos y son muy utilizados según los objetivos que se quieran conseguir a través de los mismos, por ejemplo los hospitales buscan la calma de sus pacientes a través de colores pálidos y relajantes, por el contrario la publicidad sabe exactamente qué trasmite cada color y como utilizarlos para conseguir sus fines.

En cierta forma podemos conocer el carácter de las personas a través de sus preferencias a la hora de elegir un color. Las personas extrovertidas prefieren colores cálidos (amarillo, naranja, rojo), estos individuos suelen tener una mentalidad más positiva y son más receptivos a los estímulos de su entorno. Por el contrario, los que prefieren colores más fríos (verde, azul) suelen ser personas más introvertidas e independientes.

Que es la cromoterapia

La cromoterapia parte de los estudiosy la práctica que utiliza los colores para curar dolencias y enfermedades. Diferentes investigaciones han intentado desvelar como los diferentes colores afectan  a nuestro organismo y si bien no han podido demostrarlo cuantitativamente si reconocen los diferentes efectos que tienen sobre el ser humano y sus percepciones.

 Por intentar explicar de una forma simple la base de la cromoterapia (también llamada terapia del color) tendríamos que partir del hecho que la luz es energía, y los colores se producen por la interacción de la energía y la materia.La luz visible se puede descomponer en frecuencias electromagnéticas, y estas frecuencias se relacionan con un color.

Partiendo de esta base, más o menos compleja, los cromoterapeutas tratan al cuerpo humano en su totalidad (y no solamente enfrentándose a una enfermedad determinada), como un sistema influido por la energía y el electromagnetismo.

La doctrina de la cromoterapia es que el cuerpo son colores, el cuerpo es estimulado por los colores y los colores son responsables del correcto funcionamiento de varios sistemas de nuestro organismo. Por este motivo aplican los colores en el cuerpo humano a través de una fuente de luz sobre los órganos dañados para proporcionarle la energía que necesita para curarse.

Terapia del color. Un método terapéutico complementario

La cromoterapia se considera como complementaria a otros tratamientos naturales, que pueden ser aplicados de forma conjunta. Su función principal es estimular la energía vital y la capacidad curativa del cuerpo.

Es importante también destacar que no tiene ninguna capacidad diagnóstica y sus tratamientos se enfocan principalmente hacia la parte mental, estimulando o atemperando el organismo.

Historia de la cromoterapia

La cromoterapia es un concepto que ha perdurado entre nosotros desde la antigüedad. Siendo su historia tan antigua como la medicina tradicional. La fototerapia se practicaba ya en el antiguo Egipto, Grecia, China e India, donde desde hace muchos siglos ya se utilizaba la luz del sol y el color como método curativo.

En esa época ciertamente comenzaban a creer en la posibilidad de curar con colores, Si bien utilizaban solo los colores primarios (rojo, azul y amarillo) ya que el  conocimiento sobre la mezcla de colores era escaso.

Los antiguos griegos usaban minerales, piedras y cristales de colores, incluso llegaban a teñir algunas pomadas para llevar a cabo diferentes tratamientos. Los griegos no eran conscientes de los cambios biológicos que se producen en el cuerpo como resultado de estos tratamientos, sin embargo, tenían una fe ciega en sus propiedades curativas.

Augustus Pleasanton (1801-1894) puede ser considerado como el padre de la cromoterapia. En sus estudios afirmaba que el color azul era sumamente eficaz en casos de lesiones, quemaduras y dolores. A la vez que mostraba como este color influye en las personas, plantas y animales.

Fue Edwin D. Babbitt(1828 – 1905) quien presentósu teoría integral sobre la curación a través de los colores. Estableció el color rojo como un estimulante, especialmente para la sangre y, en menor medida para el sistema nervioso, en el cual surtían mayor efecto el naranja y amarillo. Por otro lado diferenció  el violeta y azul como sedantes a la vez que recalcaba sus propiedades antiinflamatorias.

Como consecuencia prescribió:

  • Rojo para tratamientos de parálisis, agotamiento físico y reumatismo crónico.
  • Amarillo como laxante y purgante y para los problemas bronquiales.
  • Azul para inflamaciones, dolor de cabeza, meningitis, ciática, inestabilidad nerviosa, irritabilidad e insolación.

Babbitt también desarrolló un sistema llamado Thermolume, que mediante el uso de vidrio coloreado y la luz natural podíareflectar la luz coloreada sobre varias partes del cuerpo.

En el año 1927 Ghadiali presentó  su Spectro-Chrome enciclopedia, donde mostraba sus estudios científicos sobre los efectos terapéuticos que los diferentes rayos de color tienen sobre nuestro cuerpo. Ghadialimostraba como al tratar el cuerpo con una vibración de color, se estabilizaban de forma efectiva los elementos bioquímicos del cuerpo humano.

Posteriormente el mundo de la medicina solo se ha basado en la ciencia, tratando al cuerpo humano como algo físico-material, dejando de lado el poder de la mente, tan importante para cualquier tratamiento. Lo que hizo disminuir el interés por la cromoterapia.

Como es un  tratamiento cromoterápico

La cromoterapía trata a la luz como una fuente de energía y asocia cada color a una radiación luminosa determinada. De esta forma, al manejar la luz se está manejando energía más o menos intensa, dependiendo del color elegido.

Para proyectar los colores sobre el cuerpo se emplean diferentes métodos, según la superficie del cuerpo que queramos tratar,  que puede ser desde una pequeña parte a todo en su totalidad.

Para ello se utiliza un foco luminoso (que no suelen superar los 100 watios) al que se le coloca un filtro de color que se quiere proyectar, estos dispositivos también cuentan con diafragmas y otros sistemas que pueden restringir o concentrar el haz de luz. Una vez preparado se irradian las partes del cuerpo a tratar durante cuatro o cinco minutos. Al terminarse recubren con un paño negro mientras que el paciente espera en reposo durante 10-20 minutos.

Hay ocasiones donde se utilizan sistemas más complejos, como son las llamadas “crisálidas” que es como una especie de cubículo recubierto de algodón blanco al cual se le proyectan “baños de color”. Este tratamiento se suele combinar con otras terapias naturales como la reflexoterapia o musicoterapia.

Las frecuencias de las sesiones de cromoterapia dependen del problema que se quiera tratar, pero sobre todo del paciente y su mejoría.

Que es la cromoterapia

Propiedades de los colores

Antes de adentrarnos en el color y sus propiedades para la curación, debemos conocer un concepto:

La luz está compuesta de colores. Pero la luz también contiene elementos químicos y emocionales ya que emite calor, electricidad y magnetismo. Por lo tanto, la luz se puede utilizar para curar la mente, el cuerpo y el espíritu. Este es el principio básico detrás de la cromoterapia o la terapia de color.

 

Rojo

El color rojo es básicamente estimulante y actúa de forma general como activador del organismo. Teniendo un efecto positivo sobre los estados depresivos.

Aumenta la temperatura corporal y activa tanto el aparato circulatorio como cardiovascular siendo efectivo en casos de tensión arterial baja, anemias y estados de insuficiencia circulatoria en general.

Por lo que respecta al aparato digestivo, se usa para activar las digestiones lentas y el estreñimiento.

Está contraindicado para la hipertensión arterial y las inflamaciones agudas o crónicas.

 

Amarillo

El color amarillo es un estimulante del sistema nervioso y del aparato locomotor. Sus propiedades nos ayudan a abrir la mente lo que nos facilita aumentar nuestra capacidad de aprendizaje.

Está especialmente indicado para las personas introvertidas e  individuos que necesiten aumentar la capacidad vital.

Está contraindicado para estados de excitabilidad e insomnio y también en casos de diarreas y nauseas.

 

Naranja

El color naranja es una mezcla del amarillo y el rojo. Puede utilizarse como estimulante pero no llega a tener la intensidad del rojo.

Se utiliza para estimular el sistema respiratorio o sustituyendo el rojo cuando éste esté contraindicado.

 

Verde

El verde es un color sedante y relajante. Se utiliza para suavizar la vitalidad del cuerpo cuando es excesiva, ya sea física o mental.

Se emplea en estados de excitabilidad, para tratar dolores crónicos y se muestra muy eficaz contra el insomnio y la depresión.

No se debe tratar con el color verde pacientes que muestren casos de anemia.

 

Azul

El azul trasmite calma y disminuye la tensión nerviosa. Desde el punto de vista psíquico nos ayuda a estabilizar nuestras emociones y eliminar las obsesiones.

Físicamente se utiliza para todo tipo de heridas, dolores, quemaduras e infecciones en general.

Es antiséptico y astringente.

Está contraindicado en casos de depresión o fatiga.

 

Violeta

El violeta es considerado como un estimulante de los valores espirituales, actuando en el individuo mejorando su autoestima y a la postre su dignidad.

Es indicado también para conciliar el sueño y bajar la frecuencia cardiaca.

No está indicado para estados depresivos.

 

Blanco

El color blanco se compone de la suma de todos los colores, esto le hace apto para prácticamente el tratamiento de toda clase de trastorno.

 

Podemos encontrar muchos otros colores que nos ayudan en nuestras enfermedades, como el rosa que cura problemas cutáneos o el verde pálido que mejora la visión, etc.

Los diferentes colores tienen diferentes efectos en la mente y el cuerpo. Hoy en día, hay suficiente evidencia que ha documentado que la cromoterapia actúa en nuestro organismo provocando grandes beneficios que mejoran nuestra salud natural, tanto física como mentalmente.

Gracias por compartir