Melaleuca

Melaleuca. El aceite de árbol de té

La Melaleuca (melaleuca alternifolia)​ es un pequeño árbol originario de Australia. Sus hojas aromáticas producen el conocido aceite de árbol de té que es antibacteriano, antifúngico y antiviral.

Esta planta era utilizada desde hace siglo por los indígenas, como tratamiento para la tos, el dolor de garganta y los resfriados, utilizando su aceite o el té obtenido de su hoja. Antes de la invención de la penicilina, esta planta era usada extensivamente por las comunidades aborígenes.

Su cultivo comercial tiene como principal fin el aceite destilado, que se utiliza en la industria de los perfumes, en jabones, enjuagues bucales, pasta de dientes y productos para el cuidado de la piel, incluyendo preparaciones para tratar el pie de atleta y el acné.

 

Usos medicinales

 
- Alivia las picaduras de insectos, quemaduras y heridas

- Cura la cistitis y la fiebre glandular

 

Propiedades de la Melaleuca

  • Antiséptico
  • Antibacteriano
  • Fungicida
  • Antiviral
  • Estimula el sistema inmunológico

 

Preparación

 
Crema. Agregue 5 gotas de aceite esencial a una cucharadita de crema neutra, y aplique sobre el área afectada 3 veces por día.
 
Aceite esencial:¡. Agregue 3 gotas de aceite esencial a 12 gotas de aceite neutro y friccione suavemente sobre el pie de atleta. El aceite esencial también se puede aplicar directamente sobre la piel.
 
Infusión. Infunda media cucharadita de hierba en una taza de agua, y beba dos veces al día.

 

Prescripciones

 

Primeros auxilios

Esta hierba, y en particular su aceite esencial, es uno de los antisépticos naturales más importantes y merece un lugar de honor en el botiquín familiar. Es un remedio excelente para quemaduras, heridas y picaduras de insecto infectadas.
 

Problemas bucales

En forma de enjuague bucal, esta hierba es eficaz para el tratamiento de infecciones, úlceras, aftas y problemas de las encías. También se pueden hacer gárgaras para aliviar el dolor de garganta.
 

Tos y resfriados

Las hojas aplastadas, inhaladas o empleadas en infusiones, son un remedio tradicional de los aborígenes australianos para la cura de la tos y los resfriados.
 

Hongos

Esta hierba es especialmente eficaz para el tratamiento de los hongos, entre otros las llagas vaginales, el acné, los forúnculos, las verrugas y el pie de atleta.
 

Fiebre glandular

La ingesta de esta hierba contribuye al tratamiento de algunas infecciones crónicas o agudas, entre otras la cistitis, la fiebre glandular y el síndrome de fatiga crónica.

 

Precauciones

No ingiera el aceite esencial, salvo bajo supervisión médica.

Propiedades de la lelaleuca

 

 
Conoce más hierbas que curan y sus modos de utilización para conseguir una salud plena y natural.

Gracias por compartir