Hierba de San Juan

Hierba de San Juan

La Hierba de San Juan (hypericum perforatum) y su aceite esencial son muy importantes en el desarrollo de muchos fármacos. Debido a la facilidad de recolección de la planta, su amplia actividad biológica, esta planta se ha convertido en un medicamento en todo el mundo.

Durante mucho tiempo esta planta se ha utilizado en la medicina tradicional para curar heridas en la piel, eczemas, quemaduras, enfermedades del tracto alimentario y trastornos psicológicos, especialmente la depresión.

Recientemente se ha demostrado que la hierba de San Juan tiene actividades antioxidantes, anticonvulsivas, analgésicas, antiinflamatorias, citotóxicas y antidiabéticas.

Las propiedades curativas de esta planta medicinal fueron descubiertas por los antiguos griegos y romanos que la usaban para la depresión, la tensión nerviosa, las heridas en la piel y la ciática, dolencias que todavía se tratan a día de hoy con esta planta. Los primeros cristianos, conscientes de sus poderes curativos, la rebautizaron con el nombre de Hierba de San Juan, en honor a Juan el Bautista.

 

Usos medicinales

 
- Calma la depresión y la ansiedad
 
- Alivia el dolor y la rigidez de las articulaciones
 
- Ayuda a conciliar el sueño

 

Propiedades del Castaño de la Hierba de San Juan

  • Antidepresivo
  • Antiespasmódico
  • Estimula la secreción biliar
  • Astringente
  • Sedante
  • Antiviral

 

Preparación

 
Crema. Friccione suavemente la parte afectada en caso de calambres o de neuralgia.
 
Aceite infundido. Se prepara dejando la hierba sumergida en aceite durante seis semanas. Se puede aplicar sobre heridas y quemaduras.
 
Infusión. Beba 100 ml diarios como tónico.
 
Tintura. Para el tratamiento de la depresión, tome media cucharadita de tintura diluida en agua, hasta 3 veces por día.

 

Prescripciones

 

Depresión

La hierba de San Juan, una de las plantas medicinales más valiosas para el tratamiento de problemas nerviosos, ha sido utilizada desde siempre por los herboristas como tónico contra la ansiedad, la tensión, el insomnio y la depresión.
 

Menopausia

Esta hierba es especialmente útil para los problemas relacionados con la menopausia, ya que alivia los síntomas de los cambios hormonales y aumenta la vitalidad.
 

Primeros auxilios

El aceite infundido se puede aplicar externamente sobre heridas, picaduras de insectos y quemaduras. También se utiliza para aliviar los calambres y los dolores musculares.
 

Afecciones del hígado

La hierba de San Juan es un tónico sumamente eficaz para el hígado y la vesícula.
 

Infecciones virales

Esta hierba combate diversas infecciones virales, por lo que actualmente está siendo investigada para utilizarla en el tratamiento del sida y el VIH. También ayuda a combatir los resfriados, la varicela y el herpes.
 

Digestión

El aceite infundido se puede ingerir para aliviar los cólicos, las inflamaciones gástricas y la úlcera péptica.

 

Precauciones

Tomada en exceso, esta hierba puede ser tóxica. No ingerir si se tiene presión sanguínea alta o durante el embarazo y la lactancia.

Propiedades de la Hierba de San Juan

 

 
Conoce más plantas hierbas curativas y sus diferentes propiedades para tener una vida natural y saludable.

Gracias por compartir