Ajo

Ajo -Planta medicinal y curativa

 

El ajo (Allium sativum),​ es una especie vegetal que pertenece a la familia de las liliáceas. Es una planta de hoja perenne, que produce un bulbo, cuya cabeza se divide en gajos o dientes (entre 6 a 12) de piel blanca. Cada diente de ajo puede ser utilizado como semilla y son capaces de germinar sin llegar a ser plantados.

Esta planta posee grandes propiedades medicinales científicamente comprobadas y es muy utilizado en prácticamente todo el mundo.

Usos medicinales

- Estimula el sistema inmunológico.

- Alivia las infecciones respiratorias y cutáneas.

- Mejora la circulación

 

Propiedades del ajo

  • Baja la presión sanguínea.
  • Antibiótico.
  • Expectorante.
  • Antidiabético.

 

Preparación

Ajo picado. Simplemente por su uso culinario el consumo de ajo reduce el colesterol y fortalece el sistema inmunológico.

Píldoras. Estos compuestos preparados por herboristas contienen aceite de ajo que consigue aumentar la resistencia de nuestro organismo a las infecciones.

Tabletas. Similares a las píldoras, pero recomendadas para tomar a diario en personas con problemas de bronquitis o presión sanguínea alta.

Prescripciones

 

Circulación sanguínea

El ajo ayuda a prevenir problemas circulatorios tales como infartos, enfermedades cardiovasculares y trombosis al evitar el espesamiento de la sangre. También logra disminuir los niveles de colesterol en la sangre y dilata los capilares sanguíneos periféricos.

 

Infecciones respiratorias

El ajo es un remedio eficaz para toda clase de infecciones respiratorias y esto incluye catarros, resfriados, gripe y otitis.

Si procedemos a ingerirlo conjuntamente con los medicamentos antibióticos, conseguiremos apoyar su acción curativa a la vez que protegeremos a nuestro organismo de los posibles efectos secundarios.

 

Digestión

Ayuda a aliviar las infecciones digestivas, como la gastroenteritis o la disentería. También es eficaz en algunas situaciones donde necesitemos eliminar parásitos intestinales.

 

Diabetes

Ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre, por lo que también es utilizado con frecuencia para tratamientos tardíos de diabetes.

 

Afecciones de la piel

Frotar un diente de ajo fresco directamente sobre la piel ayuda a combatir infecciones cutáneas menores y el acné.

Precauciones

El ajo tiene un nivel de toxicidad muy bajo, si bien en casos de utilizarlo como medicamento en menores de 12 años es conveniente consultarlo con anterioridad con un profesional.

Debido a su acción anticoagulante se desaconseja su uso cuando existen hemorragias o en época de menstruación.

No ingerir durante la lactancia, si bien no es un peligro para el bebe, los sulfóxidos pueden conferir un sabor desagradable a la leche materna.

Propiedades y beneficios del ajo

 

Conoce más plantas medicinales y sus modos de utilización para conseguir una vida sana y natural.

Gracias por compartir